La conocida cadena de panaderías “Granier” ha lanzado al mercado esta semana una gama de panes nuevos elaborados con gofio, lo que hará la delicia de los canarios con sabores tracciónales de la tierra.

Esta cadena de panadería ha realizado una inversión de 1.200.000 euros en un nuevo obrador para poder abastecer a todas sus tiendas. Esta cadena de panadería vende al día pan a unos 12.000 clientes en sus panaderías y tienen contratados a más de 100 personas en Canarias.

Granier en la Playa de Las Canteras, Gran Canaria

Esta cadena de panaderías fue fundada por Juan Pedro Conde que tiene en su posesión 20 tiendas, 13 en la isla de Gran Canaria, 3 en isla de Tenerife, 2 en la isla Lanzarote, 1 en la isla La Palma y 1 en la isla Fuenteventura. La empresa ha creado una gana de panecillos y panes elaborados con gofio con semillas de girasol, lino y sésamo.

Toda la gama se complementa con el panecillo tradicional de matalauva, un producto de gran valor en la gastronomía insular. Toda esta gama de panecillos y panes combina a la perfección con algunos de los productos tradicionales de las Islas Canarias, como el chorizo de Teror, el tomate de las islas o el queso de cabra.