El impuesto más injusto de este país y que es un auténtico “robo” legal al pueblo, el llamado impuesto de sucesiones, es un tributo que grava la transmisión de bienes y/o derechos por personas físicas. En otras palabras cuando algún familiar o conocido fallece y deje en alguna herencia, el gobierno quiere su parte del pastel y robarte todo lo posible.

Por eso la Ministra Montero del PSOE, hará saber este jueves en el Consejo de Política Fiscal su intención de establecer un tipo fijo de Sucesiones para todo el país. En Canarias gozamos junto a Madrid de un impuesto de sucesiones casi nulo en comparación con el resto de España, lo cual la ministra esta totalmente en contra, ya calificó a Madrid de “paraíso fiscal”.

El Gobierno de Pedro Sánchez en su carrera voraz por subir impuestos y buscar dinero quiere meter mano a este impuesto. El Impuesto de Sucesiones y Donaciones en España lo gestionan al 100% las comunidades autónomas, estas a su vez deciden si exprimir a sus ciudadanos más o menos, la presión fiscal tras la muerte de un familiar es casi inexistente, en Madrid o Canarias.

Ahora la ministra quiere establecer un tipo fijo de Sucesiones para todo el país y exprimir lo máximo posible a todas las familias. La ministra buscará consenso con las diferentes regiones para llevar a cabo sus planes, pero lo va a tener muy difícil. Regiones como Extremadura y Andalucía han rebajado este mismo año este tributo y es posible que muchas regiones se pongan del lado de Madrid y Canarias.