La meteorología da un respiro a los efectivos que trabajan en la zona del incendio de Gran Canaria, la bajada de temperaturas y la llovizna han hecho que el fuego pierda mucha fuerza y se refresque la zona. Ya no hay un frente activo, como el que ayer se formó de unos 3 kilometros, ya solo se habla de focos.

Los efectivos con ayuda de la meteorología han trabajado durante toda la noche y han logrado cortar el avance del fuego y ya se esta trabajando en puntos específicos donde los focos siguen arrasando todo a su paso. El contingente que atacó el fuego es muy numeroso, se ha tratado con contundencia desde un principio.

Desde esta mañana 11 medios aéreos han retomado las tareas de extinción. Entre ellos 4 helicópteros del Gobierno de Canarias (GES); 2 helicópteros del Cabildo de Gran Canaria; 4 aeronaves del Estado (2 Brif La Palma, 1 Kamov y 1 avión Air Tractor) y un helicóptero de la Guardia Civil. Solo hay que lamentar por el momento pérdidas materiales.