Esta tragedia sucedió el domingo 31 de marzo del año 2002 en la capital chicharrera, este día coincidía con una jornada festiva de la Semana Santa. Para sumarse a la tragedia de este penoso día el Instituto Nacional de Meteorología solo dio aviso de chubascos moderados, por lo cual este día trascurría como un día normal a no tener en cuenta. Pero todo cambio sobre las 12:00 del mediodía cuando muchos ciudadanos de la capital estaban aprovechando para tomar algo fuera de casa, cuando el agua empezó a caer destruyendo todo a su paso.

La fuerte tormenta empezó a descargar la lluvia de una forma voraz durante más de 2 horas sin descanso dejando 130 litros por metro cuadrado, la ciudad chicharrera no pudo con toda el agua ni de lejos, su caudal era enorme. Sobre las 16:00 parecía que la tormenta daba una pequeña tregua, pero tan solo media hora más tarde una segunda tromba de agua siguió arrasando todo hasta las 20:00 horas. En total cayeron en 1 solo día 233 litros que causaron el caos total y el pánico en la gente que vivió la tormenta creyendo que era su ultimo día.

112 teléfono de emergencias del Gobierno de Canarias, que suele atender todos estos problemas e incidentes que se producen en las Islas, dejó de funcionar. Los barrios capitalinos de Valleseco, María Jiménez y el Suculum fueron de los más afectados de la ciudad, quedando multitud de casas anegadas, las carreteras completamente destruidas y teniendo que abastecerse de agua mediante cubas durante varias semanas. 8 vecinos perdieron la vida. Estas son las fotografías de la devastación.

Imágenes de la tragedia