La emigración canaria a Puerto Rico comenzó desde el primer día de la conquista, pero no es hasta los siglos XVIII y XIX que se siente una oleada continua de emigrantes canarios. El siglo XVIII en Puerto Rico tuvo un de gran crecimiento poblacional. La Isla del Encanto cuanta, con 78 municipios, los primeros fueron fundados en el siglo XVI mientras que los últimos fueron fundados a principios del siglo XX. Entre 1714 y 1797 se fundaron 28 pueblos y de esos 19 fueron fundados y poblados por canarios. Eso significa que el 35% de los pueblos puertorriqueños fueron originados por familias canarias y eso es sin contar los otros municipios que surgen de esos 19 originales. Otra gran aportación canaria lo es la devoción a la Virgen de la Candelaria. La Candelaria es muy querida en Puerto Rico y es patrona de varios pueblos, incluyendo la ciudad de Mayagüez, tercera ciudad en importancia histórica y cultural de la isla.

Catedral de Nuestra Señora de la Candelaria de Mayagüez

Mayagüez fue fundada por canarios en el año 1763, allí se encuentra una hermosa catedral dedicada a la Virgen de la Candelaria. También trajeron la devoción a Santa Rita y le construyeron una ermita en el pueblo de Añasco que también fundaron los isleños. El día de la Candelaria es importante en el calendario cultural puertorriqueño y en ese día se quemaban las cosas viejas que ya no se querían en una gran fogata comunal.  Se recuerdan a muchos padres que me decía “Tu sí que eres bueno…pal día de la Candelaria” Todavía es un refrán bastante usado por los mayores y se puede usar en infinidad de ocasiones como relajo.

Los números exactos de la emigración canaria a Puerto Rico no se saben con seguridad, pero según genealogistas de Puerto Rico y de Canarias, los isleños formaron la base principal de la población campesina puertorriqueña. Es en el noroeste y norte-centro de la isla donde es más notable la influencia canaria. En el noroeste esta la ciudad de Hatillo, la cual fue poblada densamente por canarios, especialmente de San Miguel de Abona y hoy el 80% de los hatillanos tiene origen canario según genealogistas. En Hatillo se celebra el día de los Santos Inocentes con un festival de máscaras que tiene origen tinerfeño y existe un juego de naipes llamado el truco que fue traído por isleños.

En la música puertorriqueña también se siente el espíritu creativo del canario. En las montañas de Borinquén (nombre aborigen de Puerto Rico) se escuchan las décimas por doquier y el tiple y el cuanto se une a las controversias y pie forzados que se oyen en esos lares. El canto del jíbaro (ósea el campesino) tiene rasgos canarios, y el que conoce la música de ambas patrias notará en seguida el parentesco.

La gastronomía tampoco escapa la influencia canaria. Los boricuas comemos sancocho todo el año y el gofio es muy conocido por grandes y chicos. El mojo es necesario en la cocina puertorriqueña y se hace de diferentes maneras, pero todas muy semejantes al estilo original canario. Es interesante saber que estudios universitarios han encontrado genes guanches en la población puertorriqueña y también en la vecina Santo Domingo. El lenguaje es otro gran legado que tenemos de canarias. Son innumerables los vocablos de origen canario que se usan en Puerto Rico, y el que ha oído hablar a un puertorriqueño y a un canario sabe que nuestra entonación y sintaxis es muy parecida. El habla canaria es definitivamente la madre del español puertorriqueño. Hoy día muchos puertorriqueños están re-descubriendo sus orígenes canarios y españoles en general.

El Círculo de Amistad Canaria y la Rondalla Canaria han hecho grandes esfuerzos en los últimos años por fortalecer los lazos entre Puerto Rico y Canarias. El documentalista canario Manuel Mora Morales ha hecho una gran serie llamada “La ruta del gofio” y ha filmado y hablado en Puerto Rico muchas veces. El legendario show de folclor canario, Tenderete, ha parido un hijo, y en Puerto Rico desde el año pasado se emite “Tenderete en Puerto Rico” que hace gala del folclor boricua y canario. Espero que esta información les anime a saber más de la gran influencia española en nuestra Isla.