Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Santa Cruz de Tenerife y el Equipo Territorial de Policía Judicial de Playa de las Américas, con el apoyo de la Patrulla Rural de Compañía, en el marco de la operación CHIGORA, han procedido a la detención de dos varones de entre 40 y 45 años, vecinos de San Cristóbal de La Laguna, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivo de marihuana.

La operación comienza cuando en el mes de abril del presente, los agentes de la Guardia Civil tienen conocimiento de la posible adquisición, por un grupo de personas, de varios invernaderos en el sur de Tenerife con el fin de cultivar marihuana a gran escala, motivo por el cual miembros de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife iniciaron las gestiones y controles oportunos sobre dichos invernaderos, al objeto de tratar de comprobar y verificar las nformaciones recibidas, así como las personas que pudieran estar implicadas en la actividad ilícita.

Los citados invernaderos estaban ubicados en una zona rural del municipio de Guía de Isora, tratándose de un total de tres invernaderos con casi 1.600 m2 cada uno de ellos, destinados de forma exclusiva al cultivo de marihuana.

Los mismos habían sido preparados para el cultivo y, se encontraban en procesos escalonados con el objeto de disponer de plantas durante todo el año. Así, disponían de un invernadero con plantas de gran tamaño, minuciosamente cuidadas, algunas de ellas ya cortadas y en proceso de secado; otro invernadero en fase de preparación para cultivo, con los semilleros preparados y dispuesto para su siembra; y un tercero que se encontraba en fase de habilitación.

Una vez se obtuvieron indicios suficientes para tratar de demostrar que nos encontrábamos ante un ilícito penal (delito contra la salud pública), los mismos fueron expuestos a la Autoridad Judicial correspondiente, quién autorizó el pasado 25 de septiembre, la entrada y registro en los invernaderos y en cuantas dependencias se encontraran en los mismos.

Fruto de las entradas y registros, fueron detenidas dos personas como presuntas autoras del hecho delictivo, siendo éstas las que supuestamente realizaban las labores de mantenimiento y cuidado de las plantas, además se intervinieron 450 plantas de gran tamaño y volumen, así como un vehículo que era utilizado para el transporte de material y cuidado de la plantación.

Con la culminación de esta operación, la Guardia Civil considera que se ha neutralizado un importante punto de cultivo y venta de marihuana, muy probablemente con un potencial de distribución en toda la isla de Tenerife. Los detenidos, junto con las diligencias practicadas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Arona.