Agentes del Guardia Civil del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) han requisado en una casa de la localidad Güime en la isla de Lanzarote, un cocodrilo que estaría relacionado con un robo acontecido en el mes de diciembre.

La Comandancia de Las Palmas de la Guardia Civil así lo ha comunicado en una bota que destaca que el animal en cuestión fue localizado por información de la Policía Local de Arrecife, lo que permitió a la Guardia Civil pedir un orden de registro al juez para poder entrar en la finca legalmente.

El ejemplar incautado por el momento ha sido trasladado a un centro zoológico de la isla, a la espera de que se resuelva su situación, y se aclaren todas las diligencias por el robo.

La Benemérita recuerda que las leyes españolas no permiten la tenencia de cocodrilos, salvo excepciones no muy normales, ya que esta especie está protegida por un convenio internacional y que además resulta sumamente peligrosa. Si come el tamaño adecuado puede acabar con la vida de una persona rápidamente.