Estos días la Fiscalía ha abierto diligencias de investigación penal sobre el espectáculo Drag Queen del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria por un posible “delito” de ofensa a los sentimientos religiosos, esta diligencia a sido promovida por la Asociación de Abogados Cristianos que durante tantos días luchó para que esto fuera una realidad.

Esta semana el fiscal jefe de la Audiencia de Las Palmas, confirmó que se ha recibido una denuncia que plantea que la actuación de Drag Sethlas pudo sobrepasar los límites de la libertad de expresión que tanto hablamos estos días, para incurrir en unos hechos tipificados en el Código Penal reconocidos como ofensa religiosa.

Esta actuación tan comentada provocó tal alboroto entre todo el mundo que la presenció, su alcance fue mediática gracias que fue emitida para toda España por La 2, además de por Televisión Canaria en todas las islas, fue tanta su audiencia que llegó a ser Trending Topic en Twitter durante varios días

En en comunicado, la Fiscalía de Las Palmas precisa que el delito por el que se le va a investigar este suceso, es a raíz de la denuncia de la Asociación de Abogados Cristianos por el 525 del Código Penal.

Hay que decir que este delito se suele castigar con multas a aquellos que y citamos el texto:

“para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican”.

Sin duda alguna esta medida traerá mucho que hablar, ya sea para los afines a la religión como a los que no, de todas maneras esperemos que esto sea solo un capítulo del carnaval que pase sin más problemas que los suscitados.