Starbucks coffee cups and beans

La famosa cadena de cafeterías Starbucks es la compañía de café más grande del mundo, con más de 24.000 locales en 70 países. Starbucks vende café elaborado, bebidas calientes y otras bebidas, además de bocadillos y algunos otros productos tales como tazas, termos y café en grano. También ofrece libros, CD de música y películas.

Ahora tienen un gran problema en el Estado de California en los Estados Unidos, un tribunal de Los Ángeles emitió un fallo que obliga a la multinacional Starbucks y otras marcas de café a incluir una advertencia para sus clientes que avise de las sustancias cancerígenas de sus productos en California.

Uno de los productos químicos que parece estar en los cafés de Starbucks es la “acrilamida” Este compuesto químico es blanca, inodora y cristalina, soluble en agua, etanol, éter y cloroformo. Se forma en alimentos durante su cocción o procesado a altas temperaturas (especialmente en los productos que contienen almidón), también es un componente del humo del tabaco.

Se polimeriza fácilmente, y la poliacrilamida tiene muchas aplicaciones en la industria química, por ejemplo como floculante para clarificar el agua de bebida, en polimerización “in situ” en presas y túneles, como aglutinante en la industria del papel, en cosmética, síntesis de genes en laboratorio, extracción de metales, industria textil, obtención de colorantes, etc.

La acrilamida está clasificada como probablemente cancerígeno para el ser humano (IARC 2A), con base en estudios realizados con animales, que demuestran que hay pruebas de que puede causar cáncer a los humanos.

Todo vino por una demanda interpuesta por una asociación sin ánimo de lucro en 2010 a tostadoras, distribuidores y minoristas de café, al considerar esta que estas marcas estaban vulnerando la ley que obliga a las empresas a advertir a sus clientes de los productos químicos que tienen.