La Dirección General de Tráfico ha estado vigilando a los motoristas de todo el país durante 48 horas, a un total de 15.000 motoristas que estaban circulando por las carreteras de todo el país, 10.000 de ellos en carreteras convecionales.

Se han interpuesto casi 500 multas por no cumplir con las normativas de tráfico, otros 36 dieron positivo por drogas o alcohol. La infracción más típica entre los motoristas es el exceso de velocidad.

En dos días de campaña de la DGT 127 motoristas fueron multados por exceso de velocidad, de los casi 500, 8 de ellos fueron sancionados por no llevar casco, 22 dieron positivo por alcohol y 14 positivo en drogas.

Otros 14 fueron denunciados por adelantar en sitios no permitidos, y otros 23 por utilizar los arcenes, no respetar las líneas continuas o señalizaciones. Por otro lado 47 motoristas tenían la ITV caducada y 14 carecían de seguro obligatorio.