NAC32. Madrid, 12/12/2011.- Un joven se somete a un control de alcoholemia en el primer día de la campaña de intensificación de este tipo de controles puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico hasta el próximo domingo. EFE/Victor Lerena

La DGT en busca de nuevas medidas para intentar conseguir reducir la siniestralidad en las carreteras de nuestro país e intentar concienciar a los ciudadanos de todos los efectos negativos de la ingesta de drogas y alcohol al volante, cambiara la normativa para erradicar reste mal de nuestras carreteras.

La medida con la que la DGT está trabajando es muy clara y tajante, si un conductor es sancionado por consumo de drogas o alcohol al volante, y a lo largo del tiempo vuelve a ser sancionado por el mismo motivo, automáticamente ese conductor se quedaría sin permiso de conducir de forma definitiva de por vida.

Tras los últimos sucesos que han pasado en nuestro país, con la muerte por atropello de 3 ciclistas por parte de una joven que estaba borracha y drogada, y la muerte de un bebe hoy después de que su madre borracha y drogada se estrellara con su coche con sus hijos sin ponerles el cinturón de las sillitas, la DGT parece decir basta.
Parece que el reciclaje no es efectivo en ningún sitio a nivel nacional, dándose casos de conductores que han perdido el carnet varias veces y tan sólo se limitan a recuperarlo en lugar de modificar sus hábitos, provocando luego en un alto porcentaje siniestros mortales.