El encarcelamiento de los presidentes del ANC y de Ómnium, Jordi Sanchéz y Jordi Cuixart, ha acelerado el proceso del levantamiento de la suspensión de la declaración de la independencia. Tanto Junts Pel Sí y la Cup están manteniendo charlas para acelerar el proceso según indica “Nació Digital”.

El presidente Puigdemonts había dado para negociar el margen de dos meses, aunque después de estas charlas según el grupo parlamentario de Lluís Corominas, presidente de Junts por el sí, se podría levantar la suspensión en el pleno que se llevará a cabo en los próximos días.

La diputada Mireia Boya, CUP, declara que se está negociando la mejor fecha y forma para declarar la independencia. Según Mireia ya no es un sueño la independencia, es una necesidad, porque gracias a ello se garantizan los derechos y libertades fundamentales de los catalanes.