La Cueva del Viento es el tubo volcánico más grande de todo Europa, y uno de los más grandes de todo el planeta, ocupa la posición quinta en el top mundial, tras una serie de tubos localizados en las islas de Hawái, aunque durante mucho tiempo fue considerado el  más grande del planeta.

La cueva se encuentra en el municipio de Icod de los Vinos en la Isla de Tenerife. Este increíble tubo volcánico fue formado gracias a las coladas del Pico Viejo, el cual eta localizado junto al volcán del Teide.

Tiene una extensión de más de 17 kilómetros de largo, donde podemos encontrar 3 niveles diferentes de pasadizos, todos ellos repletos de preciosos fenómenos geomorfológicos, como por ejemplo simas y terrazas de lava.

Se tienen de momento explorados y topografiados por parte del Grupo de Espeleología de Tenerife Benisahare 18 Km. Además de su gran importancia vulcanológica que recorre todo el Valle de Icod de los Vinos, tiene un gran interés biológico y paleontológico. El desarrollo de la cueva incluye a otras cavidades conectadas todas entre sí, como la cueva Belén, la del Sobrado, la de las Breveritas y la de los Piquetes. Se conocen 7 bocas de acceso al complejo.

Esta cueva es también un lugar rico en hallazgos arquelógicos de fósiles de animales extinguidos de la prehistoria canaria. Se han hallado restos de huesos de Gallotia goliath y Canariomys bravoi, un lagarto y una rata gigante hoy extinguidos. Y en varias entradas del tubo volcánico se han encontrado restos arqueológicos de los guanches, antiguos aborígenes de Tenerife.