Phoenix es considerado el sitio más caliente sobre la tierra, su temperatura puede al alcanzar hasta los 60 grados centígrados, lo suficiente para matar a cualquiera que se exponga al sol durante un periodo de 10 minutos. En Arizona el calor es tan extremo que todos los vuelos han sido cancelados porque los aviones no pueden volar en estas temperaturas.

Este año las temperaturas han roto todos los récords, pero lo peor de todo es que algunos expertos han asegurado que la situación será mucho peor, por lo que los habitantes han tenido que tomar medidas desesperadas para NO MORIR.

Los botes de basura y objetos de plástico están derritiéndose en las calles. La gente no puede salir de sus casas, pues la posibilidad de morir por un golpe de calor es una realidad que asusta a todos.

Literalmente, la ciudad se está derritiendo, los señalamientos públicos, las plantas y hasta ciertos autos fabricados con plástico se están cayendo a pedazos a causa del tremendo calor.

Los meteorólogos están impresionados con el clima tan extremo que azota a Arizona durante este verano, una situación que no se puede comparar con ningún otro fenómeno.

Y aunque algunas personas lo han tomado con humor subiendo videos de cómo cocinan un huevo con el sol del mediodía o cómo  hornean una galleta con sólo meterla dentro de un auto, la aterradora situación ha obligado a sus habitantes ha utilizar medidas increíbles para poder sobrevivir.