El gofio es una mezcla de granos tostados y molidos a la piedra con un poco de sal, que puede encandilar cualquier paladar que pruebe esta exquisitez canaria.

Añadirlo a frutos secos a usarlo en la elaboración de salsas, amasado formando pasteles o pellas, el gofio es parte intrínseca de la cocina canaria más auténtica. Una de las elaboraciones más interesantes es la del Gofio escaldado que se elabora añadiendo el gofio al caldo de pescado y removiendo hasta obtener una crema o puré espeso con un sabor único y suave.

Ingredientes:

1 litro de caldo de pescado colado, (Se recomienda hacer un caldo casero con restos de pescado y colarlo con posterioridad)

1 ramita de hierbahuerto

¼ Kg. de gofio.

¼ de cebolla troceada

1 diente de ajo

Aceite de Oliva Virgen Extra

Elaboración:

Se hace un majado con el diente de ajo, sal y aceite de oliva, una vez terminado se reserva. A continuación se coloca el gofio en una fuente con la ramita de hierbahuerto y se le añade el caldo hirviendo lentamente y sin dejar de remover para que no se formen grumos.

Después añadimos el majado a la mezcla de gofio y la cebolla cruda troceada a gusto, mezclamos todo bien y dejamos reposar unos 5 minutos para posteriormente servir.