Canarias en red

La asombrosa historia de la aparición de la Virgen de la Candelaria

La historia de la Virgen de Candelaria es narrada por muchos historiadores, según la leyenda que en su día relató Fray Alonso de Espinosa, en ella se cuenta que iban dos pastores guanches a guardar su ganado en las cuevas donde nuestros antepasados vivían, cuando notaron que su ganado se remolinaba de una manera muy extraña, y no quería entrar como hacían todos los días.

Alarmados y buscando una explicación lógica, decidieron mirar hacia la desembocadura del Barranco de Chimisay, en el vieron sobre un risco, junto la orilla del mar, la figura de una mujer que creyeron de otro mundo dejándolos sin palabras y estupefactos en el sitio.

En esa época estaba totalmente prohibido a los varones hablar o acercarse a las mujeres en fuera de los poblados, sin previa aprobación de su familia, así que le hicieron señas para que se retirase, para que así el ganado pudiera pasar. Pero al levantar el brazo para asustarla, el brazo del uno de los pastores se le quedó inerte y sin movimiento, al verlo el otro pastor intentó herirla con su cuchillo, pero en lugar de hacerle daño, este se quedó herido de gravedad.

Después de tal revelación, los pastores huyeron asustados a la cueva-palacio del Mencey Acaymo, para contarle al rey lo que les había sucedido. El mencey al escuchar a los pastores y ver la herida de uno de ellos, decidió acudir con sus consejeros hasta el barranco, donde se encontraba, una vez allí ella no respondía, pero nadie se atrevía a tocarla tan si quiera. El jefe Mencey  ordenó que fuesen los mismos pastores que la encontraron quienes la llevaran a la cueva palacio. El mencey comprendió que aquella mujer, con un niño en los brazos era algo de otro mundo. que jamás podrían comprender. Al poco tiempo el mismo rey, quiso llevarla en sus brazos, pero después de un corto caminar, por su peso, el Mencey necesitó ayuda.

Según la leyenda en el lugar de la aparición. hoy día hay una famosa cruz y en el lugar donde el Mencey pidió ayuda, un santuario a Nra. Señora del Socorro que se venera hoy en día por muchos canarios.

A la mujer finalmente decidieron llevarla a una cueva cerca del palacio del rey, que hoy está convertida en capilla. Según la historia de años más tarde, un joven llamado Antón Guanche, que había sido esclavizado por los Españoles, logró escapar y regresar a su querida isla de Tenerife, una vez allí el reconoció en la imagen milagrosa a la Virgen María. Este joven fue quien acercó el cristianismo al jefe Mencey y a su corte para trasladarla finalmente a la Cueva de Achbinico que está en la actualidad por detrás de la actual Basílica de Candelaria.

Añadir comentario


*

Síguenos!!

Canariasenred en diferentes redes sociales, síguenos para que no te pierdas nada.

Nuestro Facebook