Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han interrogado hoy como investigado al empresario Eustasio López, conocido por ser el empresario más rico de las Islas Canarias, todo ha sido relacionado con presuntos vínculos que ha tenido este hombre con una red de prostitución de menores. Esta mafia fue desarticulada en el mes de noviembre, después de una gran investigación por agentes de la policía nacional, la investigación se centró en una agencia de azafatas llamada “18 Lovas”. Pero detrás de dicha agencia que era usaba como un mero escaparate que usaba un proxeneta llamado o apodado “Yino”, este hombre convencía a las menores de edad o con una mayoría de edad recién alcanzada para que accedieran a prostituirse a cambio de sumas de dinero bastante bajas.

Este hombre se quedaba con la mitad de las ganancias de las menores, también se las facilitaba a unos cuantos contactos de esta red, entre los que presuntamente parecía estar este empresario. Eustasio López es el presidente del grupo hotelero Lopesan, uno de los grupos más grandes de las Islas Canarias en el sector, donde cuenta con un total de 30 hoteles repartidos por las islas.

En el escrito presentado por el empresario en el juzgado sí reconoce haber estado en una supuesta fiesta, según el empresario se trataba de una comida de negocios donde por sorpresa aparecieron varias chicas y a cambio de nada, el mantuvo relación con tres chicas a la vez. La circunstancia de la inmensa mayoría de las víctimas, entre las que se contabilizan ya ocho menores de edad, son chicas en situaciones muy desfavorecidas, a las que se les pagaba al precio de 50 euros cada una. La red las captaba de centros de acogida del gobierno canario, y se trata de jóvenes con situaciones familiares o económicas muy complicadas.