El brigadista  M.G.F. vecino de Puxedo, Lobios, ha ingresado en prisión provisional, comunicada y sin fianza, después que fuera detenido el pasado lunes. Es el presunto autor de los incendios forestares registrados en el territorio del parque natural de A Baixa Limia- Serra do Xurés entre el 30 de julio y el 2 de octubre.

El arrestado admitió sólo tres de los seis focos que se le atribuyen. El brigadista en todo momento se mostró arrepentido de su acción. A pesar de esto, Carmen Eiró, fiscal de Medio Ambiente, solicitó la privación de libertad para el presunto pirómano. El joven de 21 años estuvo seis horas en sede judicial antes de ser finalmente trasladado al centro penitenciario.

M.G.F. fue arrestado gracias a la operación “Lumex” desarrollada por la Guardia Civil en A Baixa contra los incendios forestales. Las inspecciones oculares y la colaboración ciudada dieron sus frutos, llevando a la identificación del detenido. Uno de los incendios que ha admitido el brigadista arrasó dos hectáreas y llegó a menos de 100 metros de casas, el pasado 22 de agosto en Silvares de Grou, Lobios.

Según declaraciones de la Guardia Civil, el ahora detenido provocaba todos los incendios al comienzo de su jornada laboral y aprovechaba el camino desde su domicilio hasta la base brigadista para llevar a cabo estas acciones.