La banca siempre gana, no hay más… El Tribunal Supremo después de un jaleo tremendo, ha dado marcha atrás en su polémica decisión sobre quién debe hacerse cargo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados al contratar una hipoteca.

Finalmente serán los clientes quien paguen el impuesto y no los bancos. El Pleno de la Sala Tercera del tribunal, tras 2 días de deliberaciones y mucha vergüenza, ha acordado por 15 votos a 13 desestimar los recursos planteados y volver al criterio según el cual el sujeto pasivo del IAJD en los préstamos hipotecarios es el prestatario, según fuentes jurídicas.

Compartir