Agentes de la policía nacional han detenido en el sur de la isla de Gran Canaria a una decena de narcotraficantes en el momento en el que desembarcaban de sus lanchas neumáticas 2.900 kilos de cocaína procedentes de un barco nodriza.

Los hechos ocurrieron esta semana, en la noche del martes, esa misma noche se llevó a cabo un desembarco nocturno de la Armada junto del Ejército de Tierra en Veneguera, en el municipio de Mogán. Las detenciones las ha practicado la UDYCO del Cuerpo Nacional de Policía en colaboración otros cuerpos de seguridad como la Guardia Civil.

Los narcotraficantes aprovecharon el ejercicio militar de la Armada española, italiana, portuguesa y norteamericana cuando estaban ejecutando «Gruflex 18», unas maniobras que se han ubicado en Gran Canaria, Fuerteventura y Tenerife.

La cocaína fue desembarcada en una playa de Mogán que se llama Medio Almud y que se ubica entre el Lomo de la Zalea y el barranquillo de los Frailes. En Tenerife, en playa de Los Abades, frente a Gran Canaria. Cuando estaban ordenando la droga para introducirla en la isla, apareció la Policía.

Compartir