Es una realidad que hoy en día los niños pasan cada vez más tiempo pegados a las pantallas de móviles o tabletas. Esto es lo que afirman datos de varios estudios, que también alertan de los posibles daños que un exceso en el uso de estos dispositivos puede causar en el desarrollo de los más pequeños.

Para intentar que los niños se alejen de las pantallas y den rienda suelta a la creatividad, la mega empresa IKEA ha lanzado una colección intuitiva y sin normas. El método no es nuevo y se trata de potenciar los juguetes de toda la vida, aportando un toque diferente y divertido para que los pequeños decidan cómo quieren divertirse y pongan sus propias reglas. No exigen demasiado esfuerzo y comprender cómo se utilizan es muy sencillo.

Al mismo tiempo pueden servir para enseñar valores a los niños, como la importancia de esforzarse por conseguir las cosas o estimularlos cuando ven que pueden decidir cómo quieren hacer las cosas.

Esta ruleta de la fortuna en la que tú decides los premios

Ant1 de 6

Compartir