La Agencia Tributaria y la Guardia Civil han incautado 13.000 prendas falsificadas en los municipios de San Miguel de Abona y de La Laguna, en una operación en la que han detenido a una persona por presunto delito contra la propiedad industrial.

Una nota de la Guardia Civil informa de que la operación se inició por las investigaciones de la Unidad de Análisis de Riesgo, que selecciona de forma habitual contenedores susceptibles de contener mercancías ilícitas, estupefacientes o falsificaciones con origen en terceros países y destino final la isla de Tenerife para una inspección física.

Según la Guardia Civil, con esta operación se ha buscado atacar a los mayoristas de mercancías falsificadas ya que se ha detectado cómo las mafias dedicadas a la piratería y falsificaciones han ido evolucionando en su forma de introducir la mercancía ilícita en la isla.

Agrega la nota que el sistema más habitual es la importación de las mercancías hasta un puerto de la comunidad europea, frecuentemente aquellos que mayor volumen de contenedores reciben, para minimizar los riesgos de control.

Una vez en territorio comunitario, la mercancía se mueve libremente por toda la Unión Europea y posteriormente son destinados a la isla de Tenerife.

La Guardia Civil indica que por ello que se hace necesario ampliar las investigaciones a aquellas operaciones sospechosas de importar fraudulentamente mercancía falsificada.