Algunas son fruto de un ingenioso montaje, como la que abre esta galería, pero la mayoría de las siguientes imágenes son fruto del azar más inopinado: miembros que se enredan, cabezas intercambiables, macrocefalia, alfombras voladoras, extraños híbridos de personas y animales… Si algo tienen en común todas estas fotografías es su peculiar punto de vista. Porque, como decíamos ayer…

“El punto de vista en fotografía lo es todo. Mentira: también está la velocidad de cierre, la película, el objetivo y unas cuantas cosas más, pero convendremos que el punto de vista es muy importante. En ocasiones, casi siempre involuntariamente, una foto inocente cobra una inquietante ambigüedad gracias a un detalle: una pierna que sale de no se sabe dónde, un cuerpo del que brota más de una cabeza, una mano que parece…”