Nuestras redes sociales

Curiosidades

Humanos que la iglesia usó para probar que satanás existe, para quedarse en shock

Publicado

hace

Cuando nos ponemos a revisar la historia de distintas épocas nos puede resultar increíble observar usos y costumbres radicales y extremas. Tal es el caso de las personas con capacidades diferentes, mismas que en la antigüedad no solo eran tratadas como fenómenos raros que servían para entretener a los demás, sino que incluso, fueron usadas por la iglesia para probar la existencia de Satanás.

Alice E. Doherty.

Humanos que la iglesia usó para probar que satanás existe iglesia Esta mujer era conocida como “El bebé de lana de Minnesota” debido a la cantidad inmensa de cabello que tenía y su aspecto tan parecido a la lana.

Ella Harper.

Conocida como “La Chica Camello” por la extraña forma de sus piernas.

Las Mellizas de Yucatán. satanas

Estas dos hermanas recorrieron México y varias partes de Latinoamérica como el centro de atracción de un circo.

El Alfiletero Humano.

Te enseno Lo único que podemos decir es: AUCH.

Annie Jones Elliot, “La mujer barbuda”.

Nació el 14 de julio de 1865 en Virginia, Estados Unidos. Durante toda su vida se dedicó a ser una de las atracciones principales en un circo. Ella sufría de hirsutismo, que es una condición genética que puede afectar a niñas y niños pequeños, lamentablemente no tiene cura.

John Jennings, “El Sansón”.

Nació en 1845, se dice que sufrió un terrible accidente en el circo de Tyrone, Pennsuylvania, aunque su última participación fue con Ringling Brothers.

Blanche Dumas.

Ella vino al mundo con una tercer pierna y “partes privadas” dobles, esto le valió convertirse en un personaje mundialmente famoso. prueba dios

Eli Bowen, la “Maravilla sin piernas”

Impresionó a su público con piruetas, caídas y acrobacias que realizaba a pesar de no tener piernas. Portador de focomelia, una enfermedad genética popularmente conocida como “miembros de foca”, vivió hasta los 79 años de edad.

Lucía Zárate, la “Mujer más pequeña”.

Enferma de enanismo osteodisplásicomicrocefálico tipo II, Lucía nació en la ciudad de San Carlos, Veracruz, en México, en el año de 1890. Logró convertirse en una persona adulta completamente desarrollada pero mantuvo su diminuto tamaño y no llegó a pesar más de 2.1 kg.

Joseph Merrick.

Conocido como “el hombre elefante” por las deformaciones que tenía en su rostro y que simulaban la trompa de un elefante. La historia cuenta que nació como un niño normal, pero a los 3 años se le comenzó a hinchar la cara causándole severas deformaciones, ya cuando cumplió 12 su rostro era tan grande que su padre lo corrió de la casa por miedo.

Edouard Beaupre

Llamado “el fenómeno gigante de la naturaleza”, quien cambió si nombre a “hombre fuerte”. Fue el mayor de 20 hermanos, fue el único que creció anormal. Fue uno de los hombres más altos de todos los tiempos.

Continuar leyendo
Publicidad
Haz click para comentar

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Canarias

¿Sabías que los canarios componen cada año una nueva canción gracias a esto?

Publicado

hace

Por

El pájaro canario cambia de timbre de canto en invierno. Se viene abajo. Se pone triste. ¿Cambio de ánimos? Sí. Es uno de los descubrimientos que unos científicos norteamericanos han constatado al analizar su comportamiento.

No hay que olvidar que es un símbolo institucional reconocido por el Gobierno de Canarias. Y es que la testosterona baja en otoño y contribuye a la capacidad del canario de perder creatividad a fin de componer una canción. Para cantar una nueva canción cada año debe estar con los ánimos por los cielos, según Beau A. Alward, profesor del Departamento de Biología en la Universidad de Stanford. Alward destaca que la testosterona controla las características específicas del canto de los pájaros canarios en dos regiones distintas del cerebro, que se asemejan a la corteza cerebral humana.

La investigación clínica apunta a un papel clave de las hormonas sexuales de los canaris en la regulación de este comportamiento complejo que es más preciso que el simple aumento de la motivación para cantar.

¿Se disparatan?

De acuerdo con un estudio publicado esta semana en «The Journal of Neuroscience» y al que ha tenido acceso ABC, el papel de las hormonas sexuales en la regulación de este comportamiento complejo que «es más preciso que el simple aumento de la motivación para cantar». Porque los canarios lanzan un nuevo tema musical o componen en otoño cuando se le relajan sus niveles de testoterona, que se han disparado durante la temporada de primavera.

El doctor Beau Alward ha investigado con los neurocientíficos Jacques Balthazart y Gregory F. Ball los efectos de la testosterona en el canto de los canarios al bloquear sus receptores en dos regiones cerebrales fundamentales e involucradas en el canto. Usando canarios masculinos, los autores encontraron que en el núcleo cerebral se regula la producción de unidades de canto como sílabas y su repetición rápida particular.

Hay otro tipo de sílabas cantadas por los pájaros que sugiere a los científicos que la testosterona «contribuye a la capacidad del canario para aprender una nueva canción cada año», indica el estudio.

¿Por qué han investigado sobre los pájaros canarios? Alward, profesor del Departamento de Biología, en la Universidad de Stanford, dice:

«la base de cómo las vocalizaciones aprendidas cambian durante el desarrollo y en la edad adulta representa un reto importante que enfrenta la neurociencia cognitiva» ya que demuestra «que las vocalizaciones aprendidas pueden cambiar tanto en los seres humanos como en las aves».

Un pájaro con historia:

El pájaro canario debe su conocimiento internacional a la Conquista de Canarias. «Juan de Bethencourt importó a Europa los primeros ejemplares de canarios silvestres, algunos de los cuales fueron ofrecidos a Enrique III de Castilla, por lo que es posible que fuera este monarca el primer afortunado poseedor de canarios en el continente», sostiene Francisco Javier Manchado, criador y experto en esta especie.

Manchado destaca que en su segundo viaje, Bethencourt importó nuevos canarios, «esta vez con destino a Francia, ofreciéndoselos a Isabel de Baviera, esposa de Carlos VI en el año 1410». Por eso, en las cortes europeas se difundió la costumbre de «criar canarios y en el siglo XV y el canario fue un ave de lujo, siendo el XVI cuando se establecen centros comerciales, donde Flandes y España eran los principales centros receptores.

A partir de los puertos españoles se comercializa a Italia, que pasa a ser un importante centro la aclimatación, especialmente la templada zona del Alto Adigio, desde donde la ruta comercial continúa hasta Alemania».

Artículo patrocinado y creado por ABC Canarias 

Continuar leyendo

Lo más visto