Ryanair ha sufrido un gran revés, la compañía que cuenta con 430 aviones, la mayor aerolínea europea low cost, con capacidad para mover 120 millones de pasajeros al año, ha tenido que anular 2.000 vuelos, tras llevarse su rival Norwegian a al menos 190 pilotos, obligando así a Ryanair a cancelar miles de vuelos.

Norwegian a su vez ha ampliado este año todavía más su flota con 32 aeronaves, con el boom de compras de aviones por parte de las aerolíneas para expandir sus negocios al máximo, ha llevado a todas las compañías a una guerra para hacerse con pilotos con experiencia, la gran perjudicada por el momento ha sido Ryanair.

Según el consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, no están cortos de pilotos, en ningún momento, según este hombre una vez perdidos más de 190 pilotos, dice que la compañía ha fallado en la distribución de las vacaciones durante el periodo de verano, y explica que prefiere dañar un poco la reputación de la empresa que cancelar el 2% de que retrasar significamente el 40% de todos sus vuelos. Parece que han elegido lo menos malo para la campañia. Parece que la guerra por los pilotos no va a quedar aquí, seguirá trayendo cola.