Agentes de la Policía Nacional han detenido a un aparcacoches, comúnmente denominados ‘gorrillas’ de 48 años de edad y con numerosos antecedentes penales por asestar varias puñaladas a un ciudadano que se negó a darle dinero por aparcar su coche en los alrededores de un hospital. Según informaciones a los medios de la Jefatura de Superior de Policía de Canarias.

El 091 fue alertado por la llamada de una mujer, este mismo sábado, en la llamada de socorro denunciaba que su acompañante había sido agredido por un gorrilla asestando varias puñaladas, tras haberles pedido dinero y haberse negado.

Imagen de Cadena Ser

Todo empezó con una discusión entre los hombres, en el transcurso de la discusión el ‘gorrilla’ sacó un cuchillo y se lo clavó en el antebrazo y el pecho del hombre, que tuvo que ser atendido de urgencia. El gorrilla huyó del lugar de los hechos y fue detenido al día siguiente y puesto a disposición judicial por un delito de lesiones.