El Gobierno de Gran Canaria ha reformado un antiguo internado juvenil del barrio histórico de Vegueta (San Antonio Abad) en un centro de acogida para refugiados políticos, el centro contará con 40 plazas, lo que permitirá aumentar con creces la capacidad para atender a este colectivo de personas.

El presidente y vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria y el coordinador del CEAR (la Comisión Española de Ayuda al Refugiado Canarias) han realizado una visita a los seiscientos metros cuadrados cedidos para ayudar a los refugiados y que ya acogen en su interior a 13 personas, en su mayoría refugiados venezolanos.

El coordinador del CEAR ha recordado que en la isla de Gran Canaria en la actualidad este habilitado otro centro de acogida en Vecindario, que tiene ocupadas las 31 plazas habilitadas y que el nuevo centro en los próximos días recibirá a cinco nuevos refugiados. Las nuevas instalaciones de Vegueta cuando lleguen a los 18 refugiados acogidos, el Estado Español dispondrá de 22 plazas para atender peticiones de asilo político, que en tan solo 1 mes y medio se completara la capacidad del centro.

El coordinador ha explicado que los refugiados acogidos permanecen en el centro 6 meses y que de forma extraordinaria y de manera solidaria puede extenderse otros 3 meses más, siempre que sean personas mayores o familias monoparentales. En el plan de acogida siempre va asociado acciones de formación para que el acogido conozca el entorno de Canarias y de otras enseñanzas para puede alcanzar su potencial para encontrar empleo una vez que salga del centro de acogida. El coordinador explica que los centros ofrecen al refugiado un espacio digno donde se puede encontrar seguro y que el personal del CEAR acompaña a todos los refugiados las 24 horas del día con equipos mixtos de profesionales y voluntarios para que puedan hacer su proyecto de vida en Canarias.