Sin duda, una de las modificaciones corporales más variadas, accesibles y sobre todo, rápida, son los piercings. Y aunque muchos consideren que estas piezas de metal (o de otros materiales) en el cuerpo no son la gran cosa, lo cierto es que se necesita de una atención especial para colocarlas, pero sobre todo, se requiere del buen gusto de la persona para poder lucirlas en su piel, algo que las siguientes personas no contemplaron.

Dale un vistazo a estas 18 fotografías de personas que se realizaron las perforaciones más dolorosas y exageradas del mundo, y comprueba por tus propios ojos que, muchas veces, menos es más.

Nota: algunas de las perforaciones que se verán en este post, son realizados como parte de rituales y celebraciones pertenecientes a diversas culturas del mundo.