Cuando pensábamos que lo habíamos visto todo, llega Galicia y nos deja blancos… El Parlamento de Galicia recientemente ha aprobado una Ley de Bienestar Animal por la cual pueden sancionar con multas comprendidas entre los 500 y 5000 euros a personas que se les ocurra rescatar un animal abandonado de la calle sin el debido permiso de la administración y no solo eso incluye a las personas que den de comer a estos animales en la calle.

Como es normal esto ha generado un sinfín de protestas de los grupos animalistas y protectoras de animales. Estos grupos animalistas alegan que esto es un duro golpe para los voluntarios que cada día trabajan por los animales sacándolos de la calle y dándoles una vida mejor.

La ley aprobada no solo multará por rescatar animales en las calles o alimentar animales en condición de abandono. También sanciona a quienes les causen dolor, sufrimiento o los lesionen de alguna manera. Así mismo, se considera una falta grave la venta de animales enfermos o con condiciones especiales, la mutilación por fines estéticos y circos de animales silvestres. La última parte de la ley parece estar bastante bien ya que no permite el maltrato, pero lo de alimentar y sacar de la calle a esos animales no tiene ni de cerca una lógica normal y se penaliza a la gente que de verdad salva vidas.