Canarias en red

Fue abandonada al nacer debido a una malformación en su rostro, pero no se podrán creer cómo está 6 años más tarde

Lo peor que puede hacer un padre o una persona que tiene a su cuidado, a un ser indefenso es abandonarlo. A pesar que suene terrible y muchos no lo crean es más común de lo que pensamos. A diario se conoce la lamentable noticia que muchos niños son expuestos a causa de la irresponsabilidad de otros, a la inseguridad y al abuso, entre otras terribles consecuencias, debido a la desidia y el abandono.

Muchas personas desamparan y abandonan a recién nacidos, por presentar enfermedades congénitas ósea, que fueron heredadas por los progenitores…

Este es el caso de una niña ucraniana cuyo nombre es Dánica, fue abandonada en la puerta de un orfanato justo después de nacer, por padecer del síndrome de Treacher Collins. Se caracteriza por presentar limitaciones en la estructura de su rostro, por una serie de malformaciones que afecta sus huesos, tejidos y desarrollo en su cara. De cada niño que nace con esta extraña enfermedad más de 40 mil niños nacen sanos.

Los niños con esta enfermedad suelen ser muy inteligentes y por lo general sobresalen de su grupo por sus destrezas, a pesar de la notoria deformidad que muestra en sus rasgos faciales, el resto de su cuerpo es completamente normal. Al contrario de lo anterior, Thom Wetmore y Tami son unos admirables padres porque a las 24 semanas de gestación, su médico le informó que su hija tenía una deformidad en el paladar, si ellos querían se podía interrumpir el embarazo, pese a esto decidieron traer al mundo a su pequeña. Cuando llego el día del nacimiento del Julia todos estaban preparados para ver a su hija con paladar hendido.

Sin embargo, todo el personal de salud quedó sorprendido cuando vieron por primera vez a Julia ya que, padecía del síndrome de Treacher Collins, Julia es el caso más severo que nunca antes se ha registrado.

La adaptación de Julia al mundo fue muy traumática, porque sufrió de insistentes infecciones respiratorias, el pediatra le pronostico una corta vida, a pesar de ello Julia ha salido adelante, le han realizado más de 44 operaciones, para darle la apariencia de un rostro al que estamos acostumbrados a ver.

Los Wetmore adoptaron a 4 niños entre ellos a Dánica, niña quien tiene la misma enfermedad de Julia “síndrome de Treacher Collins” ambas desde que se conocieron, han sido las mejores amigas. Los padres de Julia le han dado 4 hermanos y compañeros a su adorada hija, todos pertenecen a una gran familia que está llena de amor y le brinda a cada uno de ellos bienestar, seguridad y sobre todo mucho amor.

Añadir comentario

Síguenos!!

Canariasenred en diferentes redes sociales, síguenos para que no te pierdas nada.

Nuestro Facebook