Uno de los sitios más solicitados a la hora de buscar información es Wikipedia. Cuando queremos encontrar una biografía o la descripción de algún acontecimiento recurrimos a ahí. Sin embargo, aparte de ser la cuna de muchas buenas informaciones, es también el lugar perfecto para encontrar las historias reales más escalofriantes.

El amplio mundo de Internet siempre está lleno de posibilidades aunque muchas veces, el pasaje de mano en mano y compu a compu de distintos archivos hace que la fuente se pierda y con ella, la historia que explica su origen. Estas fotos son prueba de que hay algunas cosas dando vueltas en la web que no tenemos forma de explicar…y tal vez sea lo mejor.