Hoy les presentamos un resumen de un estudio realizado por la Universidad Nacional de Colombia sobre las Cianobacterias, en el estudio participaron expertos de diversa índole. Parece que las diversas opiniones de expertos y gente muy cualificada no sirve para el Gobierno de Canarias. Este es uno de tantos estudios que hay sobre las cianobacterias y no son muy buenos.

Resumen realizado por el equipo de expertos sobre el estudio.

El aumento de la población humana conduce a un incremento de acciones que impactan sobre la calidad de ambientes acuáticos continentales. Las principales actividades que afectan negativamente son la descarga de aguas residuales, el embalsado de ríos y toda acción que altere las condiciones naturales de las aguas. Estas presiones, en combinación con el aumento de la temperatura, debido al cambio climático, favorecen procesos de eutrofización (Acumulación de residuos orgánicos en el litoral marino o en un lago, laguna, embalse, etc., que causa la proliferación de ciertas algas), que alteran notablemente las características originales de los ecosistemas acuáticos, implicando la disminución de la calidad del agua y provocando, entre otras consecuencias, reducción y pérdida de la biodiversidad, incrementando las posibilidades de desarrollo y expansión de floraciones algales nocivas, entre ellas de cianobacterias. Además, estos fenómenos resultan un problema con graves consecuencias, tales como: deterioro del paisaje; reducción del valor estético y recreativo; incremento en los gastos de potabilización y aumento de los riesgos sanitarios, por ejemplo, favoreciendo las condiciones para el desarrollo de vectores de enfermedades.

Las floraciones de cianobacterias suelen ocasionar un riesgo extra, ya que algunas especies son capaces de generar compuestos tóxicos (hepatotoxinas, neurotoxinas y/o dermatotoxinas). Su acción nociva, en aguas continentales ha sido reconocida desde 1878, cuando en Australia se registró la muerte de una serie de animales silvestres y domésticos, asociada a una floración de Nodularia spumigena. En Latinoamérica, estos fenómenos se conocen desde 1944, cuando en una laguna de Argentina, alrededor de 1000 patos de granja murieron como consecuencia de la ingesta de agua donde se desarrollaba una floración de cianobacterias. Desde ese momento, los registros han aumentado tanto en número de especies responsables, como en frecuencia, intensidad y extensión geográfica. Se han reportado enfermedades agudas y muerte en poblaciones humanas tras la exposición a cyanotoxinas. El primer registro de muerte causada por exposición aguda a cianotoxinas, fue en 1996, en Caruaru (Brasil). La exposición a dosis subletales de cyanotoxinas resulta crítica para la salud. Por ejemplo, se han mencionado microcystinas como responsables de daño hepático, y en estudios de intoxicación crónica se ha evidenciado necrosis celular y promoción de tumores.

Por otra parte, algunas cianobacterias son capaces de liberar metabolitos volátiles: geosmina o ?-metilisoborneol, que alteran las características organolépticas del agua. Si bien estos compuestos no son tóxicos, suelen generar trastornos en la salud de personas vulnerables. Asimismo, modifican la calidad del agua potable, ya que no son retenidos por los sistemas tradicionales de potabilización y resultan un trastorno para la acuicultura, alterando la calidad de la carne de los peces cultivados en ambientes afectados.

En la región, se han reportado numerosas floraciones de varias cianobacterias toxigénicas, siendo los géneros más comunes Microcystis y Dolichospermum, mientras que la cianotoxinas más comunes detectadas son las microcystinas. Ellos constituyen un riesgo para la salud de los seres humanos y animales a través de las aguas recreativas o en fuentes de abastecimiento.

Estos fueron los expertos que trabajaron en el estudio y en este link, el articulo principal de la Universidad Nacional de Colombia

Coordinador:

Dr. Ricardo Echenique. División Ficología “Dr. Sebastián A. Guarrera” – Facultad de Ciencias Naturales y Museo (UNLP), Argentina.

Integrantes:
Dra. Hilda M. Palacio. Universidad CES, Medellín, Colombia. Floraciones de cianobacterias en embalses de la región de Medellín; su impacto sobre los sistemas de abastecimiento de agua potable.

MsC. Santiago Barrera Montoya. Unidad Operación Integrada Agua y Saneamiento, Empresas Públicas de Medellín (EPM), Colombia. Gestión y manejo de ecosistemas afectados por floraciones cianotóxicas.

MsC. Santiago R. Duque Escobar: Grupo de Investigación “Limnología Amazónica” Instituto Amazónico de Investigaciones – Imani. Sede Amazonia. Universidad Nacional de Colombia. Leticia, Colombia. Influencia de las floraciones de cianobacterias desarrolladas en los embalses del río Magdalena en las poblaciones humanas aguas abajo: agua potable y acuicultura.