Michael Niccole es un cirujano plástico muy exitoso que ha ayudado a muchas personas inclusive a su familia a corregir esos pequeños ¨defectos¨ de su cuerpo con los que no se sienten cómodos. Por desgracia Michael y su esposa no pudieron tener hijos así que adoptaron a dos niñas, Charm y Britanni.

Su esposa Peggy es quien ha aprovechado bien la profesión de su esposo ya que ha recurrido a varias operaciones como de: rinoplastia, liposucción de abdomen, implante de pechos, labios y un poco de botox, al parecer no se ha limitado con las cirugías plásticas.

Pero no sólo su esposa ha aprovechado sino también sus hijas y desde muy pequeñas, por ejemplo Charm tenía tan sólo 10 años cuando tuvo su primera intervención quirúrgica, de pequeña estaba acomplejada por la forma de su ombligo hacia afuera así que le pidió a su padre que lo arreglara, este concedió su deseo. Después de eso les hizo una cirugía dental y acomodo de las orejas.

Cuando ambas chicas cumplieron 18 años, como obsequio su padre les puso pechos nuevos. Comenzó a operarlas desde los 10 años Al cumplir 21 años, se realizaron una rinoplastia. A los 25, aumento de pecho a copa C. Por otro lado, Britanni recurrió a la liposucción y por si fuera poco, las dos chicas también se hacen infiltraciones de botox desde hace algunos años.

Al parecer realizarse cambios estéticos es muy usual en la familia de Michael ya que primos, tíos, sobrinos y amigos han realizado algún cambio en su cuerpo por parte del cirujano. Aunque esto ha generado mucha controversia en Estados Unidos, ellas están muy felices por sus cambios y cada vez que son criticadas se defienden diciendo que ahora se ven mejor que antes y están en excelentes manos.

“Después de haber recibido tantos insultos y tantas críticas nos dimos cuenta de que las personas son muy ignorantes, todos los cambios que hemos hecho en nuestro cuerpo es por nuestra propia decisión, es algo que nos hace sentir cómodas y la única persona que es capaz de llevarlo a cabo con el mayor cuidado es nuestro padre”,comentaron las chicas.