Esta pequeña se llama Danielle, y para ella es un día muy especial, ella había sido acogida de bebé y había llegado el momento de hacerlo oficial y legal por parte de la familia al completar su adopción, todo era felicidad en esa sala.

Con tan solo 5 años de vida ya tenía que pasar por un juzgado, se trataba de un día muy especial para ella, pero a pesar de eso el juzgado no pintaba muy divertido para ella. Todo el mundo en la sala era consciente de ello, pero todos decidieron hacer algo muy especial para ella que jamás olvidaría.

Cuando ella y su familia estaban esperando sentados, a todos los abogados y la juez, vieron algo increíble, la juez ingreso en la sala y dijo: Que sabía que en esa sala había una sorpresa y que ella también quería ser una princesa, y empezó a cambiarse de ropa hasta ser igual que Blancanieves.

Pero no solo la juez sino todo el personal encargado de los papeles de la adopción también se había disfrazado y ahora todos eran princesas y principes.

Hasta la propia niña de 5 años fue quien golpeó el martillo para dictar su sentencia de adopción mientras todo el mundo en la sala se emocionaba y gritaban jubilosamente, aplaudiendo todos de alegría.

Vídeo en ingles de todo lo que sucedió