Esta chica llamada Ellie Jones nació con una deformidad facial congénita, tenía bastantes problemas, no solo estéticos por sus dientes torcidos, sino que tenía muchos problemas con la mordida de su dentadura, ya que los dientes estaban totalmente fuera de su lugar.

Los médicos le dijeron que su mandíbula había dejado de desarrollarse con tan solo 8 años y por eso no le encajaba para nada con su rostro, así que decidió someterse a una cirugía para cambiar para siempre su cara. El cirujano maxilofacial en Gales le dio un nuevo sentido a su vida. Estas son las imágenes del profundo cambio, ahora le sobran los novios, cuando antes nadie prácticamente quería salir con ella, incluso era objeto de burlas.

Imágenes de Ellie Jones antes y después.