En 2015, Jaimie Wilson decidió dejar de ser mujer para convertirse en hombre. Durante dos años, se hizo un largo tratamiento hormonal y varias operaciones. A dos años de su decisión, publicó el antes y el después de su transformación en las redes sociales.

Luego de dos años sometido a tratamientos con hormonas, algunas cirugías y mucho trabajo en el gimnasio, el estadounidense Jaimie Wilson logró transformar su identidad. En 2015, aún se veía como una mujer; pero después de mucho esfuerzo, comenzó una nueva vida y dejó a todos sus conocidos con la boca abierta.

Según recoge el medio británico del colectivo LGBT Unilad, fue en su adolescencia cuando Jaimie se dio cuenta de que había nacido en el cuerpo equivocado, pero le costaba reconocerlo, pues vivía en un entorno que se lo impedía.

“Cuando tenía 15, estaba seguro de que era hombre”, señaló el joven a Unilad.”Pero como nací y crecí en un hogar muy conservador y religioso, tuve que poner mi identidad y mis sentimientos a un lado hasta que pudiera hacerlo por mi cuenta. Sabía que la situación no sería buena o segura si lo revelaba siendo tan joven”, contó.

Jaimie explicó que, cuando aún ocultaba su deseos internos, acudía a la sección masculina de las tiendas y compraba ropa de hombre. Se probaba la vestimenta y se miraba al espejo. Así era como quería ser. “Tenía un cajón en mi habitación en el que guardaba toda mi ropa masculina y, cuidadosamente, había puesto una capa de ropa femenina encima, de modo que si mis padres pasaban por mi habitación no la encontraran”, reveló en la misma entrevista.

Cuando tenía 18 años de edad, le dijo la verdad a su familia. No fue fácil, ya que fue repudiado cuando decidió luchar por su sueño de convertirse en hombre: “Asumir que quería cambiar de género fue el mejor y el peor día de mi vida. Echo de menos tener a mi familia en mi vida, que estén orgullosos de mí”.

Finalmente, Jaimie se decidió a comenzar su transformación. A través de Instagram, compartió las imágenes de su increíble cambio durante dos largos años.