Parece una verdadera broma, pero es cierto, al finalizar el mes de septiembre, el servicio de socorristas deja de estar disponible en el 80% de las playas de alto uso de Canarias. Según el portavoz de la Asociación de Salvamento y Rescate, Aday Amorín, a día de hoy, más de la mitad de las playas de Tenerife carece de socorristas.

Las cifras son escalofriantes, 7 de 10 personas que se ahogan son turistas de fuera de España. EL cese de las actividades de los socorristas a finales de mes coincide plenamente con la temporada alta del turismo extranjero en las islas. Muchas de estas personas no tienen ninguna cultura de seguridad en el agua por lo que se debería de tener socorristas para evitar tragedias.

A día de hoy unas 60 personas han fallecido ahogadas en Canarias en lo que va de año, en el conjunto de España han fallecido hasta el 15 de septiembre por ahogamiento en espacios acuáticos 388 personas, 41 más que en 2016 y 80 más que en 2015. Es totalmente inadmisible que nuestras playas no haya servicios de socorrismo, viendo el número de muertos con socorristas, imaginense por un momento sin socorristas.