Su padre está muy preocupado y apunta a que los médicos no dan muchas posibilidades al pequeño Dereck de 4 años, ya que tienes graves lesiones cerebrales por el impacto del atropello.

Dereck y su hermano  Evans fueron atropellados en un paso de peatones cuando se dirigían al colegio García Escámez en la carretera general del Rosario por una conductora que presuntamente dio positivo en los tests de drogas y que se saltó un semáforo en rojo.

Su hermano Evans estaba grave y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, pero ya habla y está en planta, en el Hospital Universitario de Canarias.

Pero lo que es totalmente increíble que una mujer que presuntamente dio positivo en drogas, saltándose un semáforo y atropellando a 2 menores dejándolos graves fuera puesta en libertad con cargos y acusada  como presunta autora de los delitos de lesiones por imprudencia grave y conducción temeraria.

La conductora se negó a declarar ante al juez y tuvo que entregar su permiso de conducir en el Juzgado. Cuando en realidad donde debería de estar esta mujer es en la cárcel.