Esta mujer llamada Bethany Greenway de 39 años de edad, creyo que tenia unos cambios hormonales durante el embarazo de su segunda hija, todo comenzó con un punto oscuro que empezó a salirle en la frente. Esto le llamo mucho la atención y fue al médico a consultar sus problemas. El médico no lo considero grave y pensó que tenía que ver con algún problema de funcionamiento del hígado pero sin mayor consecuencia.

En los siguientes 18 meses no presento ningun otro sintoma, ya cuando su hija tenía 2 años de edad se percató de que el punto oscuro se había convertido en un lunar, pero ahora ese lunar dolía y se empezó a preocupar.

Fue a la consulta de un dermatólogo, quien tomó una muestra para la biopsia, el resultado arrojó que tenía un melanoma desmoplásico.

Tras una larga lucha consiguió que el cáncer de piel desapareciera, pero perdió mucha masa muscular en su frente y también su ceja izquierda. Este tipo de cáncer es muy agresivo y raro, suele aparecer en hombre de 60 años para arriba, no en mujeres jóvenes, gracias a dios pudo salir de la pesadilla.