El año pasado se cumplieron 100 años de una de las marcas características de las islas y que es poco conocida, se trata de La Moyera. Esta marca lleva más de 100 años vendiendo este producto de la repostería artesanal canaria, un producto  que nace en el norte de Gran Canaria, en Moya.

La fundadora de la empresa fue Juana Rodríguez Santana en el año 1876. Esta señora adoraba todo lo relacionado con la repostería tradicional en su lugar. Como ella era de Moya y estaba de fiesta en fiesta vendiendo sus famosos y deliciosos turrones, pasó a ser conocida de forma cariñosa como La Moyera.

Desde ese momento los turrones de esta familia canaria comenzaron a formar parte de una manera significativa en las festividades de la isla.  En 1902 los turrones tenían forma de tableta, como los de Alicante, y con almendra canaria con un sabor único que lo caracteriza por encima del resto.

Más de un siglo después, la empresa sigue funcionando con el mismo formato con el que Juana Rodríguez empezó venderlos y empezando un sueño que dura más de 100 años. Esta empresa además de turrones, tienen productos como los bizcochos y suspiros de Moya con la marca Doramas.

En la actualidad se pueden comprar sus productos en centros comerciales, pero también sigue su modelo de comercialización tradicional con una caja del turrón metálica con colores amarillo, sombrilla. En todos los pueblos de Gran Canaria siempre está presente, aun que en otras islas es difícil encontrarlo, por eso su desconocimiento para muchos canarios.

Están hechos con una masa de azúcar, agua y claras batidas a punto de nieve, elaborados tradicionalmente para darles una textura y sabor únicos. Matalahúva almendras tostadas, aroma tártaro, limón rallado, canela, y pan bizcochado rallado. La masa se pone sobre una galleta dentro de unos aros de papel que le sirven de molde y se tapa con otra galleta. De aquí salen el turrón de almendras, el molido, azúcar y el de gofio.

Una delicia que toda Canarias tiene que conocer, comprar estos productos hacen que la esencia de nuestro pueblo nunca se pierda.