Mucha gente no se acuerda o lo desconoce por completo, cuando el Presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, estaba negociando con el Gobierno Alemán para la implantación de este tipo de tecnología en la isla de Tenerife. Este tren bala alcanzaría la increíble velocidad de 400 kilómetros por hora con un sistema de levitación magnética.

Para este enorme proyecto de nombre Transrapid, pretendía unir la capital de Santa Cruz de Tenerife con el sur de la isla en tan solo 15 minutos, muchos calificaron de locura y que estaban totalmente en contra, por muchas razones, pero la principal, sería el coste del proyecto, que se cifró en 3.000 millones de euros. 

En principio, este tren bala de levitación magnética iba a circular por el eje central de la autopista, el presidente del Cabildo de Tenerife adelantó en su momento que esto implica que “puedes hacer el trazado con menor radio de curvatura”. Entre otras ventajas, subrayó que es “muy silencioso y cómodo”, ya que “el proceso de aceleración y desaceleración es muy rápido”.

Vídeo noticia de Antena3 Canarias sobre el Tren Bala