El timo de las intoxicaciones alimentarias va tocando a su fin, investigaciones de la Policía Nacional va desentrañando toda esta trama a nivel nacional, donde era muy acentuada en núcleos muy importantes de turismo en España, como Baleares y Canarias.

La Policía Nacional ha identificado al menos a 800 estafadores británicos supuestamente afectados por comida en mal estado, tenido intoxicaciones alimentarias. La policía denominó la investigación como La Operación Hook, que investiga todo este entramado mafioso. Esta mafia ha provocado pérdidas de 50 millones de euros a 3 hoteles de Mallorca. Estos estafadores presentaron reclamaciones a través de unos 77 despachos de abogados que habían organizado presuntamente un entramado criminal para denunciar falsamente y cobrar cuantas más indemnizaciones mejor.

Laura Cameron

Es todo este entramado criminal, había una presunta cabecilla llamada Laura Cameron, ya detenida en el mes de septiembre. Ofrecía a través de comerciales que acechaban a los turistas vacaciones gratis a los turistas. A cambio, estos tan solo tenían que fingir ante sus touroperadores una falsa intoxicación alimenticia. Poniendo en contacto con despachos de abogados británicos para las reclamaciones falsas. Luego ponían una demanda ante los tribunales británicos, que gracias a una norma bastante benévola hacia el turista los cuales recibian fácilmente la indemnización.