Nuestras redes sociales

Canarias

El Subdelegado del Gobierno en Canarias “Existe una vinculación entre las microalgas y los vertidos”

Publicado en

hace

Ya no hay dudas, así lo ha afirmado hoy el subdelegado del Gobierno en Canarias, Diaz Guerra, según sus declaraciones:  “no existe ninguna duda de que hay una vinculación entre la aparición de microalgas y los vertidos de aguas sin tratar” “la contaminación por microalgas es solo un síntoma de una enfermedad”.

El representante del gobierno del ejecutivo del gobierno central así lo afirmó y señaló que estos estos microorganismo se alimentan de los nutrientes que aportan el nitrógeno fósforo o la materia orgánica. También reiteró que el gobierno central no tiene ninguna competencia en el control de estos vertidos, ni de su vigilancia. Por eso también el estado ha contribuido hace poco con la aportación de 32 millones de euros para la depuradora de Buenos Aires en Santa Cruz de Tenerife para intentar paliar el asunto.

Con esta declaración institucional ya queda totalmente afirmado que las algas y los vertidos fecales de las islas están totalmente relacionados y que son un grave problema muy difícil de solucionar, ya que las islas han estado abandonadas totalmente a su suerte en el tema de saneamiento de las aguas. La depuradores de aguas son urgentes y más con el crecimiento exponencial de población de las islas que han aumentado en más de medio millón de personas en los últimos 10 años. Esto tenía que reventar por algún lado.

Continuar leyendo
Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Francisco

    12 agosto, 2017 at 9:00 pm

    La opinión y las declaraciones de este señor, aunque sea el Sr. Subdelegado del Gobierno Central (si es que ha sido de verdad tan tajante como parece), son alarmantes e irresponsables al abrazar la teoría de que las aguas de Tenerife están “enfermas” por la contaminación de los emisarios submarinos, sin ningún dato ni base científica que la soporten. Debe haber y hay seguramente otros intereses políticos detrás que justifiquen este exabrupto.

    Y en medio de la disputa política se sigue confundiendo y alarmando a la población con mensajes de este tipo, inopinados e infundados, sin reflexión ni conocimiento de la situación.

    Porque a la hora de opinar sobre las cianobacterias y sus proliferaciones no es la persona indicada ni mejor informada acerca del organismo que ocasiona estas manchas en el mar. Al menos no emplea esa información, si es que la tiene, en sus declaraciones, de forma responsable.

    Trichodesmium es una cianobacteria que desarrolla proliferaciones kilométricas en diversas zonas del mundo, sin necesidad de ningún vertido. He insistido en esto en varias ocasiones anteriormente. Sus proliferaciones son fenómenos naturales, como muchas otras mareas rojas y proliferaciones de microalgas y cianobacterias marinas. ¿Que los vertidos aportan nutrientes? Seguramente, sí. ¿Pero dónde están los estudios que analizan su cantidad e impacto en las poblaciones del plancton en Canarias a lo largo del tiempo? ¿Son esos estudios los que concluyen que Trichodesmium es producto de los emisarios? ¿Por qué ahora son tan graves y producen proliferaciones de cianobacterias y no antes, hace 30, 20, 10 o 5 años?

    Simplemente nada de esto se sostiene en datos ni en el conocimiento previo que existe sobre las proliferaciones de Trichodesmium. Y para concluir algo así como lo que sugiere el Sr. Subdelegado del Gobierno hay que realizar estudios y obtener datos científicos. Lo demás es opinión sin base sólida detrás, insisto.

    La novedad de este fenómeno es su intensidad, y todo encaja y apunta hacia las condiciones climáticas tan favorables y prolongadas de este verano (en particular) y a los efectos del cambio climático en Canarias, una zona afectada por tropicalización en los ecosistemas marinos debido a la región geográfica que ocupa.

    Las condiciones ambientales que han desencadenado las proliferaciones de Trichodesmium deben ser investigadas, y además, probablemente serán fenómenos más habituales en el futuro por las razones antes citadas.

    Desde luego que es crucial tener un saneamiento óptimo de las aguas residuales y proteger la salud de las personas, eso es lo primero. Pero este es un problema que no sólo afecta a Canarias y además hay que atenderlo y atajarlo antes, desde la responsabilidad, y no aprovechar la coyuntura de un asunto diferente para acordarse de Santa Bárbara sólo cuando truena.

    El calentamiento global es un motor de cambio gigantesco en los ecosistemas y es probable que con mayor frecuencia asistamos a situaciones inéditas como esta de Trichodesmium en el futuro. Año tras año se baten los récords de temperaturas máximas desde que hay registros. A nadie le extraña que haya olas de calor más frecuentes, problemas de sequía en Galicia, y sin embargo, cuesta hacer llegar el mensaje de que fenómenos como éste son una manifestación más de dichos cambios climáticos.

    Lo positivo de esta situación es que aumentará la conciencia medioambiental de autoridades y ciudadanía y ojalá que sirva de verdad para mejorar el control de los vertidos e invertir en instalaciones más eficientes. Pero las proliferaciones seguirán ocurriendo en el futuro, independientemente de los vertidos localizados en zonas costeras, ya que no necesitan de aportes urbanos para desarrollarse en el océano, como fenómenos naturales que son.

    La novedad del fenómeno “Trichodesmium” requiere controlar las condiciones oceanográficas y del plancton en aguas costeras, dedicando un mayor esfuerzo y atención por parte de autoridades y científicos para entender los cambios que ocurren en el ecosistema planctónico y quizás, a medio plazo, poder predecir las épocas de mayor riesgo e incluso emplear métodos para reducir su impacto.

    Pero los emisarios ya estaban ahí, muchos años atrás, Sr. Subdelegado del Gobierno, y no se sostiene que sean ahora de repente en 2017 la causa de las manchas de Trichodesmium, tan generalizadas que no solo en Tenerife, sino también en La Palma se han podido observar.
    Y en 2004 fue cuando sucedió una proliferación masiva de Trichodesmium por primera vez en la región, en el afloramiento del NO de África, en aguas oceánicas alejadas de vertidos urbanos.

    Los mensajes alarmistas e irresponsables sobran entre quienes deben ser precisamente más responsables y gestionar adecuadamente situaciones como esta…

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Canarias

La verdad sobre la “Carne picada” que compras en tu supermercado canario

Publicado en

hace

Por

OCU a realizado un nuevo análisis de carne picada envasada que se pueden comprar en diferentes supermercados. En esta comparativa se seleccionan las mejores y peores que puedes comprar en los supermercados de las Islas Canarias.

La carne picada es un alimento de consumo cotidiano, asequible económicamente, fácil de preparar y que permite muchas elaboraciones diferentes, desde hamburguesas, a albóndigas, boloñesa o pasteles de carne. Lo ideal es pedir al carnicero que la prepare en el momento, pero no siempre es posible. Una opción rápida y cómoda es comprarla en bandejas ya preparadas. Pero por desgracia, cuando compramos “carne picada”, no siempre su contenido hace 100% referencia al nombre que se le pone.

Carne picada 100%:

Solo carne, es la única que puede usar esa denominación. Además tiene unos requisitos referidos a la calidad de la carne y cantidad de grasa que son de obligado cumplimiento: en la carne picada, el contenido máximo de grasa es el 20% y la relación colágeno/proteína debe ser del 15% . Con estas cifras se garantiza que la carne cumple unos estándares de calidad.

Preparado de carne picada:

En estas elaboraciones la carne picada se mezcla con otros ingredientes (cereales, sal, especias…). En estos preparados debe indicarse claramente cuál es el porcentaje real de carne (que a veces es solo el 70%). A diferencia de la carne picada, la norma no establece en los preparados de carne unos requisitos mínimos de calidad.

Burger Meat:

En estos preparados a la carne debe añadirse al menos un 4% de otros ingredientes… y a los cereales, especias, fibra, etc. se le suman además sulfitos y colorantes, otro tipo de ingredientes que lo que consiguen es proporcionar a la mezcla un aspecto más apetecible y alargar su vida. Como cualquier otro preparado, también debe indicar el % de carne que lleva. No hay requisitos de calidad mínimos para el Burger Meat.

Así que ya sabes, cuando compres carne picada asegúrate de que sabes en realidad lo que compras. Fuente: OCU

Continuar leyendo

Lo más visto esta semana