El Gobierno de Arabia Saudí ha anunciado esta semana que las mujeres del país podrán por fin sacarse la licencia de conducir en el año 2018. Pero hay muchas sombras en este país para las mujeres. Aunque parezca una broma de mal gusto, en este país las mujeres tenían prohibido sacarse el carnet o licencia para poder conducir vehículos por el país.

En país musulmán los roles de la mujer están muy marcados, hay un gran opresión contra las mujeres. Con esta nueva medida, muy demandada, los líderes saudíes esperan ayudar a la economía de su país incrementando la participación de las mujeres en el empleo. Muchas de ellas se gastan mucho dinero de sus nóminas para pagar conductores, y muchas otras necesitan a parientes masculinos para que pueden llevarlas al trabajo.

Pero hay ciertos aspectos de la vida cotidiana que una mujer de Arabia Saudí no puede hacer: Viajar sin acompañante masculino, para salir de su ciudad de residencia necesitan una autorización; abrir cuentas bancarias sin permiso de un hombre; bañarse en piscinas o playas públicas; entrar en un cementerio, al igual que las playas y piscinas públicas sólo está reservado para los hombres; trabajar en espacio compartidos con hombres; Probarse ropa en tiendas; mostrar cualquier parte de su cuerpo.