En los últimos meses ver plataformas petrolíferas en nuestras costas se ha convertido en algo habitual para los canarios, pero detrás de esto se puede esconder algo que puede dañar severamente nuestra fauna marina. El puerto de Las Palmas ha visto proliferar en sus aguas peces del golfo de Guinea.

Inclusive en la costa de Cabo Verde se han detectado especies de Brasil colonizando las aguas por fauna del Caribe. La culpa de todo esto la tiene la ruta del petróleo.

Las Palmas de Gran Canaria recibió solo entre enero de 2010 y mayo de 2015 la visita de 23 plataformas petrolíferas, con sus respectivas escalas en varios puntos del planeta, hasta terminar meses y meses en nuestros puertos. El problema reside en que las plataformas de petróleo se comportan como un arrecife artificial allí donde se instalan diferentes especiales cuando hacen escalas en varios países.

Las plataformas petrolíferas se convierten en un hábitat que se desplaza lentamente a través del océano.

En los últimos días biólogos canarios han estudiado dos plataformas en los muelles de Las Palmas, se ha comprobado que alrededor de ellas nadaban abundantes ejemplares de peces nunca antes vistos en Canarias, como el cunaro de piedra , el sargento africano, el cirujano pardo, el cirujano rayado o el cirujano azul, estas son especies procedentes del golfo de Guinea, la costa de Brasil o el mar Caribe.

Según expertos estos peces podrían proliferar en nuestras costas para siempre, con el problema que podría conllevar la convivencia con otros peces autóctonos canarias, ya que estos podrían mudar sus hábitos de reproducción o incluso su habitad en ciertas islas, sin duda alguna esto es un problema que esperemos se solucione y se regule a este tipo de peces invasores.