Esta es sin duda la desaparición más enigmática de la historia de nuestra tierra, y que en su día genero ríos de tinta, ya hace más de 32 años de esta misteriosa desaparición con sus 16 tripulantes a bordo. El día 19 de julio de 1984 zarpo del puerto de Las Palmas de Gran Canaria el buque congelador “Montrove” en dirección al banco canario-sahariano.

Desde entonces el barco y sus 16 tripulantes de aborde desaparecieron sin dejar ningún rastro. Los últimos testigos que parece ser que llegaron a ver el buque fueron marineros de otro buque llamado el “Borneira”, quieres informaron que el barco navegaba a una velocidad bastante lenta, puede ser que para ahorrar carburante.

Y desde entonces hasta hoy silencio total, nada se sabe de este buque pesquero. Ante la ausencia total de noticias de los marineros, las familias de la tripulación dieron la voz de alarmas a las autoridades.

El Gobierno siempre sospechó que el ‘Montrove’ fue transformado y navega bajo otro pabellón

Se empezaron a realizar búsquedas aéreas y todas las embarcaciones que estaban en la zona recibieron avisos… Nadie en absoluto avisto el buque desaparecido, nadie sabía nada ni nadie vio nada.

Ante la desaparición se barajaron multitud de especulaciones, gente daba la posibilidad de un naufragio, también se especuló con que patrullas marroquíes o del frente Polisario lo habían apresado. El buque desaparecido tenia provisiones y carburante para 60 días. Por esto el capitán del barco apenas comunicaba con tierra, salvo en una imperiosa urgencia, lo que propicio que todo fuera normal, y que trascurriera hasta tres semanas sin que el armador ni familia tuvieran noticias de ningún tipo, tampoco se sabía en qué zona estaban faenando.

Con el paso de los días Marruecos y el Frente Polisario negaron haber apresado ninguna embarcación, es más las autoridades de esos países se implicaron activamente en la búsqueda del pesquero. Tras un enorme rastreo aéreo y la colaboración de decenas de barcos, no fue hallado ni una sola prueba del posible naufragio.

Las identidades del personal de la tripulación

Como si no hubiera un lío tremendo con la desaparición del buque pesquero, todo se enredó aún más en Las Palmas de Gran Canaria cuando se descubrió que la lista de la tripulación del pesquero no era la declarada al solicitar el despacho del buque. La composición de la tripulación tenia errores; ¿acaso era una falsedad premeditada?, se preguntaron las autoridades y muchos profesionales de la mar.

Pasadas unas horas después de este lío, apareció una segunda lista, que entrego el representante del armador en Canarias.

La lista de tripulantes, según este segundo documento era los siguientes:

Manuel Cruz Rodríguez, patrón Luis Paz Fernández, segundo patrón Miguel Nores Pastoriza, contramaestre Ángel Martínez Iglesias, primer oficial de máquinas José Barros Pastoriza, segundo oficial de máquinas Juan Carregal Blanco y Francisco García Estévez, ambos engrasadores Antonio Soage Piñeiro, cocinero Marineros: José Agulló Ogando, Hassán Enadir, Gerardo Ibáñez Fernández, Otiaminio Jaminal, José Pastoriza Riobó, Antonio Piñeiro Vilas, Enrique Pérez Varela, Manuel Soage Loira y Antonio Trabazo García.

Después de más de 32 años de la desaparición nada se sabe del barco y sus 16 tripulantes, casi todas las preguntas siguen sin respuesta. No se pierdan el vídeo en gallego de esta desaparición.