No es un secreto, cada año que pasa es más complicado hacerse con un alquiler por un precio normal y justo, cada año sube más los precios, y cada vez hay menos casas asequibles, a veces dependiendo de la zona se hace una verdadera misión imposible que un residente canario encuentre una vivienda por un precio normal.

Por eso el Cabildo de Fuerteventura y la Consejería de Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias llevan un tiempo trabajando juntos para dar una solución a esta problemática que cada año aumenta. La falta de viviendas para uso residencial se está produciendo por algunas zonas de diferentes islas. Se pretende con estas medidas paliar la falta de viviendas derivada del alquiler vacacional.

La burbuja de alquileres y casas vacacionales tendrá consecuencias complejas para la población residente en las islas, la economía no acompaña ya que los sueldos no suben y los alquileres se disparan hasta precios que pueden superar las nóminas, está produciendo ya serios problemas a muchas familias, por eso la consejera insular de Vivienda, Rosa Delia Rodríguez ha declarado que ninguna unidad familiar tendría que gastar en el alquiler más allá de la cuarta parte de las rentas que percibe esa familia.