Hacer unos días una especie de pez está sembrando la polémica en las Islas Canarias, esta es la Lagocephalus lagocephalus o comúnmente llamado “tamboril”, en un comunicado, el Gobierno de Canarias nos advierte de los peligros de consumir este tipo de pescado así como la prohibición de su comercialización.

En el apartado E, punto 1, del capítulo V “Toxinas nocivas para la salud humana” del citado Reglamento (CE) nº 853/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, señala que: “No se pondrán en el mercado productos de la pesca derivados de peces venenosos de las siguientes familias, Tetraodontidae, Molidae, Diodontidae y Canthigasteridae”.

Según el Gobierno el “tamboril”, pertenece a la familia de los Tetraodontidae por lo que como tal, está prohibida su comercialización. Sobre su toxicidad el Gobierno concluye que hay estudios científicos que han demostrado la presencia de una neurotoxina, denominada tetrodotoxina (TTX), que se encuentra principalmente en las vísceras y carne de la especie Lagocephalus lagocephalus y de otras especies de las familias citadas anteriormente.

Lo posibles efectos nocivos del consumo de este pez suelen ser graves, tales como fallos respiratorios, cardíacos y renales. Dependerá de la cantidad consumida y de la persona que la consuma. La gravedad dependerá de la toxina asociada a la bacteria que transporte ese pez, no todos los ejemplares la tienen asociada por lo que no todos producirán estos efectos.

Para las personas que ingieran sus bacterias, hay que decir que aún no existe antídoto, su procedimiento médico suele ser el lavado gástrico y el uso de carbón activo en caso de que el paciente llegue en los primeros 30 minutos tras la ingesta de este tipo de especie.

Las fotografías que aparecen en la noticia, corresponden a las especies de pez globo que pueden encontrarse en las Islas Canarias