Está claro que como seres humanos muchas veces nos encontramos con grandes decisiones que de una forma u otra pueden afectar a nuestra vida, y que debemos tener en consideración lo que puede suceder si tomamos alguna de las opciones, y que puede pasar si no elegimos las demás, lo cual puede confundirnos muchas veces. ¿Cuántas veces no hemos tardado en tomar una decisión debido a las consecuencias que pueden traernos?

Y es que muchas veces tomamos decisiones sin tener en cuenta lo que puede suceder si decimos “sí” o decimos “no” y lo que puede suceder luego de que hemos tomado esa respuesta. Sin embargo muchas veces este tipo de decisiones pueden terminar afectando nuestra vida, por el simple hecho de que no medimos lo que podemos ganar o perder a partir de esas decisiones, ¿será que nos dejamos llevar por la razón, o por lo que sentimos que puede ser lo mejor para nosotros?

Queremos mostrarte este rápido test que se basa en la pequeña historia de un tren, en el que tú debes tomar la decisión sobre qué camino debe elegir el conductor, así que mira y lee muy bien la historia para que de esta manera puedas elegir y ver los resultados que signifiquen tu elección.

¿A quién prefieres salvar, a uno o a cinco?

Este es un ejercicio popular que es bastante antiguo y se vuelve en un ejercicio para la mente, y que pueden marcar una gran diferencia en tus próximos pensamientos. La historia es realmente fácil, pero la decisión que debes tomar puede volverse bastante compleja, así que piensa bien lo que vas a hacer antes de elegir una opción.

Imagina que un tren va a avanzando por los rieles rápidamente, sin embargo el conductor se da cuenta de que los frenos del tren no funcionan, por lo que le es imposible detenerse. En su camino hay 5 trabajadores en la vía, y si este no se detiene o no cambia su rumbo puede acabar con su vida. Pero tú tienes la oportunidad de activar una palanca que va a desviar el camino del tren pero que va a acabar con la vida de solo un trabajador que se encuentra en ese lado.

¿Cuál sería tu decisión?

Ahora cambiemos un poco las circunstancias de la situación:

Esta vez el tren viene en las mismas condiciones, pero tú tienes la oportunidad de lanzar a un joven para que choque con el tren y este cambie su rumbo, por lo que las cinco personas se salvarían, pero debes tomar en cuenta que este chico es un conocido tuyo, y en realidad lo único que quería era ir a visitar a su familia.

¿Lo lanzarías igual para salvar la vida de las otras cinco personas?

En la primera situación un 87% de personas eligieron que lo mejor era arriesgar una vida para poder salvar cinco. Pero en el segundo caso el 90% decidió salvar al chico y arrollar a las 5 personas que se encontraban en el camino. Cuando eliges como la primera opción, tu cerebro activa el razonamiento, mientras que si usas la segunda opción del segundo planteamiento, estarías utilizando la emoción. Y es que muchas veces hacemos esto, entre la emoción y la razón hay una gran diferencia, y las decisiones pueden complicarse cuando queremos tomar un tipo de acción al respecto. ¿Tú que elegirías, la razón o la emoción?