La Palma es una de las islas con más flora y fauna de nuestra tierra, en ella se refugian especies tan frágiles que muchas están en peligro crítico de desaparecer. Como el caso del Saltamontes del Remo o cigarrón palo palmero.

El Grupo de Investigaciones Entomológicas de Tenerife ha asegurado que hay estudios genéticos muy detallados que sitúan a esta especie en Tamanca mucho antes de que el humano llegara la isla. Pero esto no es suficiente para algunos diputados de La Palma. Uno de ellos afirmó que las personas mayores del lugar, agricultores y ganaderos:

“No han conocido ni visto nunca este tipo de saltamontes en esos terrenos.”

Lo que la gente no sabe, es que la protección de esta especie tan importante para el ecosistema de La Palma. es que afecta al desarrollo de determinados proyectos turísticos que están en proceso o que van a estarlo en un futuro. por eso algunos políticos han mostrado su preocupación por la suelta de ejemplares de este insecto.

La lucha entre políticos y los Entomólogos está servida, unos miran por el interés de la especie, otros por el dinero. Los científicos se fijan como meta el garantizar la supervivencia y recuperación de las poblaciones de este animal en La Palma.

Que según afirmaciones de estos:

“Se enfrenta a graves amenazas para su supervivencia, como los incendios, la presión ganadera, la tala ilegal de su principal planta nutricia y la presión urbanística para la construcción de campos de golf, hoteles y carreteras.”

Según el Grupo de Investigaciones Entomológicas de Tenerife la especie está declarada en Peligro Crítico por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, así que hay que proteger a una especie que habitaba nuestras islas mucho antes que nosotros.